Si piensas que una cesárea evita problemas de incontinencia, estás MUY equivocada.

Ultimamente muchos medios de comunicación se hacen eco del elevado número de cesáreas que se realizan en nuestro país. siendo incluso cuestionable si muchas de ellas se realizan de manera justificada.

No voy a entran en este campo, pues sería un tema a debatir muy amplio.

 

Yo voy más allá, y me paró a leer los comentarios que muchas mamás hacen en estas noticias.

 

Algunos son desgarradores : " Yo lo hubiera preferido, desde que di a luz vía vaginal sufro incontinencia y dolor " es una de las frases más repetidas.

 

Esto, sinceramente, me parte el alma. A qué punto hemos llegado para que las mamás y futuras mamás no sepan que la solución a los problemas de incontinencia no son las cesáreas. Tendremos que desglosar primero y hacer conscientes a las mujeres de cuales son los factores de riesgo para presentar incontinencia postparto.

 

Muchas mujeres sufren ya de debilidad de suelo pélvico antes de quedarse embarazada ( por estreñimiento, carga de peso, pasar muchas horas de pie o sentadas, realización de deportes de impacto...  ) y NO LO SABEN. Esto por lo tanto, si no se tiene en cuenta en el embarazo, puede dar la cara en el postparto cuando el suelo pélvico se elonga y " sufre " más de la cuenta. ¿La solución es la cesárea? NO señor, la solución pasa por vigilar y controlar tu suelo pélvico antes de ser mamá o incluso aunque no lo quieras ser. Igual que vas al ginecólogo y al dentista una vez al año a hacer una simple pero esencial revisión ¿ Por qué no  hacerlo con tu suelo pélvico?

 

Es cierto que el parto vaginal supone en sí mismo un factor de riesgo para posibles disfunciones de suelo pélvico, no nos vamos a engañar. Pero es un factor de riesgo, es decir, que junto con otros factores y sin ningún control " podría " provocar el problema. Por tanto SI ANTES, DURANTE Y DESPUES DEL EMBARAZO LO TRABAJAS CON EL PROFESIONAL ADECUADO, el riesgo de sufrir este tipo de disfunciones disminuye considerablemente.

 

A veces son las episiotomías, desgarros o partos instrumentales , los factores que predisponen la aparición de incontiencia postparto e incluso dolor. Los últimos avances en el ámbito del masaje prenatal perineal apuntan a un menor índice de partos instrumentalizados cuando previamente se trabaje el tejido. Es cierto que debemos seguir trabajando en ello para conseguir una mayor y aplastante evidencia, pero es cuanto menos valorable que se sepa de la existencia de esta técnica. Preparar el periné a parte de tonificar implica necesariamente flexibilizar el tejido. ¿La solución a las episitomías es una cesárea? No señor. Una de las posibles medidas sería la realización correcta del masaje perineal. Por supuesto hay que tener en cuenta otros factores que predisponen el parto instrumetal ( tema bastante amplio).

 

La cesárea está implicada en muchas disfunciones en la mamá y en el bebé y nunca JAMÁS se debe justificar su realización con la finalidad de "proteger " el suelo pélvico.  La lesión que sufre la pared abdominal es indiscutible. Aquí está uno de los aspectos más importantes que tienen que entender las mujeres : La relación de la debilidad del core o centro abdominal con problemas como incontiencia o prolapso. Un buen trabajo del core abdominal en SINERGIA IMPRESCINDIBLE con el suelo pélvico evita disfunciones como la incontiencia o prolapsos. Una mujer con debilidad del core, lo que está presente tras las cesáreas, NO PUEDE TENER UNA CORRECTA GESTIÓN DE LAS PRESIONES ABDOMINALES y su suelo pélvico terminará sufriendo las consecuencias, aunque estás no sean tan " prontas " como en una mamá con parto vaginal con nulo control pélvico durante el embarazo. Claro que esto tiene también solución y una buena recuperación postcesaréa es necesaria e imprescindible. 

 

¿Todavía piensas que una cesárea puede evitar la incontiencia postparto?