¿En qué casos es necesaria una valoración del suelo pélvico y control abdominal después del parto? ¡SIEMPRE!

Os seré sincera. Muchas chicas preguntan cuándo es necesario hacer una valoración de suelo pélvico y control abdominal después de ser mamás. Algunas personas creen que sólo es necesario tras partos instrumentalizados o desgarros graves, y otras personas creen que tras una cesárea su suelo pélvico está íntegro y no es necesario hacerla. Ambas opiniones son un GRAVE ERROR. 

 

 

 

 

NO realizar esta valoración y la consiguiente recuperación puede tener consecuencias graves : no recuperar adecuadamente las estructuras perineales y abdominales puede  terminar en casos de incontinencia (urinaria, de heces y/o de gases), prolapsos (descensos de órganos pélvicos) y disfunciones sexuales (dispareunia o dolor durante las relaciones sexuales, falta de sensibilidad... ).

Y ojo, que a veces las consecuencias son a corto plazo, habrás conocido chicas que nada más dar a luz han sufrido incontinencia postparto, dolor en la cicatriz... pero en un gran número de casos los problemas dan la cara a medio-largo plazo, cuando la calidad del colágeno y otros componentes musculares disminuye. Y de repente... aparecen problemas que " nadie se esperaba ". Pues anticípate a ello y recupérate correctamente. Todas las mamás necesitan hacerlo.

 

 

¡Cuidado con los " buenos postpartos" ! Es decir, cuando la mamá se encuentra perfectamente, no le han realizado episiotomía, no ha tenido una ganancia excesiva de peso... y se encuentra fenomenal. En estos casos también es imprescindible valorar el estado pélvico pues el simple hecho de dar a luz por vía vaginal ya debilita tu musculatura. Lógicamente, si los factores de riesgo han sido controlados correctamente en el embarazo tales como ganancia de peso excesiva, estreñimiento, actitudes hiperpresivas y con buen trabajo del suelo pélvico, masaje perineal preparto... la recuperación será más fácil, pero siempre tras VALORACIÓN y GUIADA por tu fisioterapeuta experto. 

 

Por otro lado las cesáreas también suponen riesgo de lesión para el suelo pélvico ( como os conté en otra entrada ) ya que al debilitarse la musculatura abdominal por la incisión, el núcleo o core sufre modificaciones importantes y no se regula igualmente la presión abdominal que si la faja abdominal estuviera intacta, por lo que el suelo pélvico puede sufrir las consecuencias de esta mala regulación. Ni que decir tiene que si la cesárea ha sido de urgencia, en la mayor parte de las ocasiones la mamá si ha realizado pujos con  la consiguiente " paliza " para su suelo pélvico.

 

Para acudir a tu revisión postparto o postcesárea se recomienda haber superado las 6-8 semanas después del parto o cesárea y siempre habiendo realizado la correspondiente valoración ginecológica por parte de tu matrona o ginecólog@ de referencia.