Fisioterapia para la cicatriz de una cesárea

Seguramente no lo sepas, pero la fisioterapia puede ser tu mejor aliada a la hora de recuperar correctamente tu cicatriz después de una cesárea.

 

En los postpartos o postcesárea se cae en el error de que mamá es la olvidada y con ella su cicatriz si ha sido sometida a una cesárea. En el hospital te comentarán cuidados básicos sobre higiene, desinfección e hidratación de la misma. Pero... ¿Qué pasa con el tratamiento adecuado de la cicatriz para evitar fibroris y adherencias?

 

Tanto las asherencias como las zona de fibrosis pueden provocar tensión, tirantez en la zona, sensación de hormigueo o acorhamiento e incluso dolor al tacto o al roce con la ropa.

 

¡Esto nunca es normal!Por esto es necesario tratar la cicatriz una vez haya pasado el tiempo de curación. Evitaremos así que la cicatriz se vuelva más gruesa y que se endurezca. Además en muchas ocasiones estos síntomas aparecen más tarde, a los meses e incluso años de la cesárea. Por ello es imprescindible comenzar su valoración y tratamiento lo antes posible.

 

Si la zona superficial y capas más profundas de la cesárea no cicatrizan correctamente esto puede incluso interferir en la correcta recuperación muscular de tu esfera abdomino-pélvica.

 

Puedes acudir al centro entre las 6-8 semanas postcesarea (siempre y cuando tu matrona o enfermera haya dado el " visto bueno" a la curación de la herida) y se valorará el correcto estado de la misma y de las capas musculares y fasciales subadayacentes. Se te enseñará correctamente a realizar automasaje en casa y si es necesario se complementará tu trabajo con técnicas en consulta.

¡Nunca te conformes con el dolor! Hay que escuchar, sentir al cuerpo y poner solución.

 

 

Escrito por : Irene Lozano, Col.1420 CLM. Experta en uroginecología y obstetricia.