Las emociones en el postparto

No es poco frecuente escuchar a las mujeres decir que durante el embarazo les han hablado mucho del mismo y del parto pero que del postparto, en toda su esencia, nadie les ha contado nada o no lo suficiente. Es por eso que pienso que todos los profesionales de la obstetricia que tenemos la gran responsabilidad de cuidar de las mujeres durante su embarazo, parto y postparto debemos hacerlas conocedoras de lo que pueden sentir y experimentar y validar absolutamente todos los sentimientos. Cuando una mujer da a luz durante los primeros días tiene unas altísimas concentraciones de hormonas como la oxitocina y las endorfinas en su organismo, las cuales, entre otras cosas, le permiten vincularse con su bebé, sentirse empoderada, conseguir una lactancia exitosa, no dormir… pero obviamente estos niveles se deben regular y pocos días después se produce cierto “ desplome “ hormonal, el cual coincide con la familia ya en casa y a veces abrumados por una experiencia nueva.

 

Estos sentimientos que se conocen como “ tristeza puerperal “ son completamente normales y se debe acompañar a la mujer, hacerla sentir que lo que le ocurre es normal, que va a pasar pronto y que puede sentirlo y vivirlo sin problema alguno. Nadie va a juzgarte, nadie va a pensar que seas mala madre, nadie debe patologizar este proceso. Si en algún momento ves que no se soluciona, sientes que te interfiere en tu autocuidado, el cuidado hacia tu bebé, el vínculo, las relaciones sociales y en tu salud no dudes en pedir ayuda especializada.

 

Siempre digo que cuando a uno le duele la espalda va al fisio, y cuando nos duelen “ las emociones “ o “ la mente “ hay que ir al psicólogo. En este caso te recomiendo que busques un especialista en psicología perinatal. Y a ti, si estás cerca de una mamá en está situación hazla sentir que lo que le ocurre puede ser normal y si piensas que presenta algún síntoma más “ peligroso “ para su salud, no dudes en animarla a pedir ayuda.