Fisioterapia Visceral

¿Conoces la relación entre las disfunciones viscerales y los problemas músculo esqueléticos? Cuando un órgano no funciona correctamente genera una serie de mensajes irritativos que pueden ocasionar dolores referidos a otras zonas corporales. 

Diversas técnicas específicas pueden ayudar a paliar síntomas de disfunciones  digestivas como el estreñimiento, la diarrea, la gastritis, el reflujo, hernia de hiato. Resulta un complemento de gran interés y una ayuda no farmacológica de gran utilidad.

Dolor Abdominal

A menudo las disfunciones musculares y de tejidos blandos dan la cara a través de dolores de un aspecto más visceral. Además, una dieta no equilibrada y el ritmo de vida que llevamos hace que cada día más personas sufran intolerancias alimenticias. Un abordaje manual a nivel visceral es esencial para un abordaje holístico de la persona.

Estreñimiento

La disfunción digestiva más frecuente. Causante de disfunciones lumbares y alteraciones del suelo pélvico. La terapia manual lleva décadas mostrando su eficacia en este tipo de alteraciones funcionales.

Reflujo, ardor, flatulencias...

Te sorprendería saber la relación de este tipo de síntomas con las disfunciones músculo esqueléticas. Resultan factores agravantes y perpetuantes de este tipo de lesiones y la terapia visceral se convierte un complemento esencial.