Fisioterapia en Disfunciones Uroginecológicas

Incontinencia

La incontinencia urinaria afecta a un porcentaje elevado de mujeres a lo largo de su vida. Sobretodo a partir del primer parto, y con más riesgo en caso instrumental, bebé de alto peso,  u obesidad en el embarazo. También puede afectar a mujeres nulíparas que practiquen deportes de impacto o tengan en su vida factores de riesgo como el estreñimiento, largas horas sentadas en el trabajo, alergia, asma... Todos estos factores contribuyen a la debilidad del suelo pélvico lo que aumenta el riesgo de padecer incontinencia urinaria. También nos podemos encontrar incontinencia anal y/o fecal.

 

¿ Sabías que puedes mejorar los síntomas de la incontinencia y prevenir su empeoramiento?

Prolapsos

El descenso o la caída de la vejiga, el útero, el recto, la uretra o incluso alguna parte del intestino de debe a un fallo en el sistema de soporte o sistema fascial. Muchas son las causas de este fallo estructural y el déficit de colágeno asociado a la edad y la menopausia también suponen el inicio de un problema que afecta a la esfera biopsicosocial femenina. 

 

 

Dependiendo del grado de prolapso la intervención quirúrgica está indicada o no. Tanto para los casos en los que no está indicado como para los que sí, es muy importante comenzar a trabajar lo antes posible. 

Dolor pélvico

Dolor en las relaciones sexuales, dolor pélvico, dolor postparto, vulvodinia, vaginismo, vulvovestibulitis, dolor de coccix... No debe ser un tabú y no debe volverse un problema crónico o mantenido en el tiempo. 

 

 

Consulta tu caso y valora las opciones que la fisioterapia puede ofrecerte.